Pages

Subscribe:

lunes, 13 de marzo de 2017

Ferrari F2004 Tecnitoys Nº1 C1

En el circuito Scalextric C1 F-1 de Tecnitoys que entró al taller venía este Ferrari como pareja de un McLaren Mercedes MP4/20, ambos con bastantes señales de uso, aunque este en concreto una vez revisado venía mejor de lo que parecía.


Este Fórmula 1 es la referencia 6173 de Scalextric, un Ferrari F2004 que en su día fue pilotado por Michael Schumacher en el GP de F1 2004. Su estado no es de desguace pero en general tiene todas las roturas más frecuentes como son los escapes, la toma de aire sobre el piloto, arañazos, y algunos pequeños detalles.

La sorpresa de este coche estaba en los espejos, que aunque en un primer vistazo se veía que uno de ellos estaba algo torcido y el otro estaba ausente, tras revisarlo bien resultó estar muy retorcido y camuflado junto al piloto. Con unas pinzas y mucho cuidado para que no se rompieran los fui enderezando y recolocando en un lugar lo más parecido al original.


También conservaba la pieza arqueada que mantiene firme la dirección, aunque fuera de los ejes de las ruedas. Ponerla en su sitio es algo sencillo si tenemos a mano unas pinzas, aunque requiere paciencia y mucha suavidad para no partirla.


Evité abrirlo por si luego costaba mucho trabajo cerrarlo, pero por los huecos se podía ver que había algo de suciedad, aunque al estar bien unido el chasis a la carrocería no parecía que hubiese colado dentro.


Los ejes tenían muchos pelos y pelusas, y había algo de grasa cerca de la corona. Por suerte con una pinza salió toda la suciedad casi de una pieza, lo que facilitó mucho el trabajo. En los neumáticos no toqué mucho para no desprender el adhesivo con la marca, que estaba algo descascarillado.


Este coche es movido por un motor F1 que para un coche tan liviano asegura velocidad y diversión. Eso sí, aunque los neumáticos F1 de Tecnitoys agarran bien, es muy recomendable tener buenas protecciones que eviten roturas de alerones.


Por debajo encontramos una sorpresa, ya que en la guía F1 aún conserva la pieza que mueve la dirección. En ella, las trencillas aunque aún funcionan, se ve que han tenido uso y que les convendría un cambio, por lo que unas trencillas blandas con mejor presencia le darían un nuevo aire a la parte baja del chasis.


A veces aunque el estado de los coches no sea el más óptimo, si el desembolso no supone un estropicio para la economía del taller es bueno tener este tipo de unidades, ya que pueden venir bien para correr sin miedo o para quitarles algunas piezas en beneficio de futuras incorporaciones.

¿Te ha gustado este artículo? ¿Echas algo en falta? ¡Escríbenos en los comentarios! ¡También puedes unirte a la comunidad de #MiTallerScalextric en Facebook, Twitter, Instagram y Google+!

0 comentarios:

Publicar un comentario