Pages

Subscribe:

lunes, 25 de diciembre de 2017

Seat Cupra GT Xbox

Un nuevo Seat Cupra GT de Tecnitoys llega al taller en un estado de siniestro casi total. Parece que hubiese sufrido una de las salidas de pista más calamitosas de la historia del Scalextric, pero no fue así el suceso.


Su llegada al taller supuso un desembolso de tan solo 5€, a riesgo de que, aparte de su estética machacada, nada funcionase. Pero por suerte el motor gira, las luces se encienden y los ejes van bien. Además, conserva espejos y alerón, pilotos traseros y algunos otros elementos menos sensibles.



Y la pregunta del millón: ¿por qué está así? 

Su anterior dueño fue un niño, y se le olvidó guardarlo a mediodía, dejándolo un día de verano al lado de una ventana por la que entraba el sol. Y tan intensa fue la exposición que acabó derritiéndose un poco la carrocería hasta conseguir el estado que se aprecia en las fotos, afectando sobre todo a la parte delantera. 



Obviando las fotos anteriores, si miramos el coche por debajo no parece que haya pasado nada. Quizás la carrocería un poco saliente por los lados hace sospechar que algo no cuadra, pero viendo el chasis no nos da idea de ese aspecto tan extraño que le ha quedado.


Comenzando con la inspección del interior, lo que primero llama la atención es que ningún tornillo es igual, y además ninguno parece ser original de fábrica. Como la rosca aún está perfecta irán los tres para el desguace, seguro que algún uso se le puede dar en el futuro.



El interior no presenta demasiada suciedad, alguna pelusa, algo de grasa y algún pelo en los ejes. Nada que no se pueda quitar con alcohol y bastoncillos. Un dato positivo del interior es que conserva el alambre de la guía, con unas trencillas que aún pueden dar vida.


La carrocería vista desde dentro nos muestra signos de deformación, afectando también a la bandeja  que agrupa la zona del piloto (J.M. Valero) y copiloto (J.M. Aspar), la parrilla delantera y el soporte del circuito de luces. Quizás aplicando calor y moldeándolo se pueda corregir pero de momento mejor no correr el riesgo. 


Como se ve en la siguiente fotografía, probando el circuito de luces con una pila de 9 voltios se encendieron los leds inmediatamente, pese a la deformación de algunas zonas del circuito. Por suerte el calor no afectó demasiado a esto, ya que estas piezas se pueden utilizar en otro coche.


El chasis se divide en dos partes, en el chasis propiamente dicho y en la bancada del motor, que permite que bascule un poco en curvas. El motor estaba muy bien encajado y como el riesgo de rotura es más que la curiosidad por ver qué modelo es, mejor dejarlo en su sitio y limpiarlo sin quitarlo. 


Tras la limpieza, de momento el chasis, la bancada del motor y los ejes lucen mucho mejor que al principio, quedando en el desguace del taller para una posterior recuperación. Como se ve en esta foto, ni la zona de la guía ni los escapes traseros han sufrido deterioro debido al calentamiento solar, y los neumáticos lucen como nuevos, sin grietas ni manchas.


Este coche siempre fue añorado para el taller pero su condición no hace que sea ideal. Con suerte en el futuro habrá alguna carrocería que pueda sustituir a esta dañada. Aunque el chasis está ligeramente torcido, de forma casi inapreciable, podrá servir para ese propósito.



¿Te ha gustado este artículo? ¿Echas algo en falta? ¡Escríbenos en los comentarios! ¡También puedes unirte a la comunidad de #MiTallerScalextric en Facebook, Twitter, Instagram y Google+!

0 comentarios:

Publicar un comentario