Pages

Subscribe:

lunes, 2 de abril de 2018

Dallara Nissan SN01 Montagny

Aunque originalmente este Dallara Nissan del circuito Scalextric World Series de Tecnitoys no perteneciese al circuito Scalextric San Remo en el que llegó al taller, fue una oportunidad perfecta para tomar contacto con este modelo a pesar de que venía en un estado muy delicado de conservación y con muchas papeletas de terminar en el desguace. 

Así a primera vista, a este F1 con la referencia 6129 de Tecnitoys, le faltaba una de las dos partes en la que se divide el alerón trasero , la superior concretamente, y también el alerón delantero estaba roto al completo.

La dirección estaba hecha polvo, rota por varias partes y casi sin posibilidad de recuperación. Pero en #MiTallerScalextric no nos damos por vencidos y a cada coche lo intentamos salvar y ver si puede tener una segunda oportunidad. 

Lo primero fue pegar la unión de la llanta con el eje, y dejarlo secar unas horas sin tocarlo, para a continuación pegar uno de los soportes de la suspensión a la carrocería. El resultado no es de lo más fino que se pueda conseguir pero teniendo en cuenta que las piezas están algo rotas no está mal del todo. 

Antes de seguir pegando partes rotas llegó el momento de probar en pista lo que ya estaba consolidado sustituyendo las trencillas viejas que tenía la guía por unas trencillas blandas de 3 mm que a los Fórmula 1 le van de lujo. 

Pero el resultado no fue nada bueno. Tras unos 40 metros recorridos los arreglos empezaron a soltarse y antes de que eso llegase a un punto crítico tocó darle una nueva sesión de pegado, primero con pegamento rápido y luego con cola. 

En esta ocasión pusimos toda la carne en el asador reforzando todos los puntos de rotura de la suspensión, planteando la posibilidad de pasarlo a desguace pero intentando que quedase como coche de pruebas para circuitos nuevos, mandos, transformadores, etc. 

Y tras una noche entera de secado, al día siguiente todo tenía una pinta de estar muy justo y forzado debido a que muchas de las piezas habían perdido recorrido, pero se veía sólido como para una nueva prueba en pista. 


Y la prueba fue satisfactoria, sobre los 50 metros recorridos sin ninguna señal de rotura ni tendencia a producirse, por lo que el taller acababa de ganar un coche de pruebas que viene mejor que material de desguace. Su futuro será como conejillo de indias para ver qué tal se rueda en nuevos circuitos o si funcionan los materiales que se vayan incorporando.


¿Te ha gustado este artículo? ¿Echas algo en falta? ¡Escríbenos en los comentarios! ¡También puedes unirte a la comunidad de #MiTallerScalextric en Facebook, Twitter, Instagram y Google+!

0 comentarios:

Publicar un comentario